PROGRAMA DEL PSOE: DEROGARLO TODO

Lunes, 30 noviembre 2015

Los términos más repetidos en el programa electoral del PSOE son “suprimir” “derogar” y “eliminar”.

SUBIDAS DE IMPUESTOS DE 70.000 MILLONES DE EUROS

Llaman reforma fiscal a una subida de impuestos astronómica. Los socialistas ocultan cuánto y cómo los quieren subir.

En realidad, detrás de sus propuestas, se esconde una subida de impuestos de cerca de 70.000 millones de euros.

En 2012, para atajar la grave pérdida de ingresos derivada de la gestión socialista, hicimos un esfuerzo excepcional para aumentar la recaudación en 7.000 millones de euros. Es decir, el PSOE plantea que  los españoles hagamos en plena recuperación un esfuerzo 10 veces superior al que tuvimos que pedir a los españoles hace cuatro años para evitar la quiebra.
Abogan por la creación de un nuevo impuesto (35%) y una lista negra para las empresas que realicen una “planificación fiscal agresiva”, sin decir lo  que es una planificación fiscal agresiva. Es decir, pretenden perjudicar la seguridad jurídica y generar incertidumbre, sancionando arbitrariamente a empresas que no están cometiendo acto ilícito alguno.
Eliminan bonificaciones a la contratación que sólo en 2015 han permitido 750.000 nuevos trabajos, entre ellos 490.464 beneficiados por la bonificación del fomento del trabajo autónomo, casi 100.000 jóvenes y más de 80.000 mayores de 45 años.
Las propuestas para los autónomos implican una fuerte subida de sus  cotizaciones.

 

 

 

 


MI PUEBLO NO SE CIERRA COMO QUIERE HACER CIUDADANOS

Viernes, 27 noviembre 2015

Nuestros municipios, nuestros pueblos, forman parte de nosotros, de nuestras vidas, de nuestra historia. El cierre de sus ayuntamientos sería el inicio de su desaparición.

 

Por eso el Partido Popular presenta hoy este decálogo en defensa de los pequeños municipios españoles:

1. Mi pueblo no se cierra porque los pequeños municipios son la administración más saneada. La deuda de la administración local sigue bajando de forma ininterrumpida desde hace cuatro años y hoy la mitad de los municipios de menos de 5.000 habitantes, no tiene deuda.

2. Mi pueblo no se cierra porque es quien mejor está cumpliendo los objetivos de estabilidad y quien está tirando del carro de la recuperación económica. Por eso, 9 de cada 10 ayuntamientos de España cierran sus ejercicios con superávit presupuestario y crean economías de escala que abaratan el coste de los servicios a través de las Diputaciones Provinciales, instituciones que con la reforma realizada son ahora más eficaces y cercanas.

3. Mi pueblo no se cierra porque forma parte de la pasión por nuestra tierra, sus paisajes, su cultura, su historia, su gente. El mundo rural es parte de nuestra manera de ser y de entender lo que es ser español. Porque España sin sus pueblos no sería España.

4. Mi pueblo no se cierra porque los pequeños municipios son la administración que menos nos cuesta, gracias a que la mayor parte de sus alcaldes y concejales no perciben sueldo.

5. Mi pueblo no se cierra porque es quien garantiza y mejor presta servicios públicos que son esenciales para los ciudadanos. Si eliminamos nuestros pueblos los servicios básicos de nuestros vecinos serán prestados desde la lejanía y el desconocimiento,

6. Mi pueblo no se cierra porque los pequeños municipios son elementos fundamentales de vertebración territorial. Y no hay razón para cuestionar la administración que mejor articula el Estado, y la más antigua.

7. Mi pueblo no se cierra porque para sus vecinos, el ayuntamiento es la primera administración, y la más cercana. Para muchos españoles la única administración que presta de manera directa servicios públicos esenciales es su ayuntamiento.

8. Mi pueblo no se cierra porque es la mejor manifestación de la democracia. No hay mayor cercanía entre el elector y su representante elegido en las urnas, que la que existe en un pueblo.

9. Mi pueblo no se cierra porque forma parte de la vida de cada uno de sus vecinos, que tienen los mismos derechos que el resto de ciudadanos.

10. Mi pueblo no se cierra porque los pequeños municipios son esenciales para combatir la despoblación del medio rural. Son imprescindibles para que nuestros pueblos y su población no envejezcan, para que sus jóvenes no se vean obligados a buscarse su futuro lejos de ellos, en las ciudades.

 

 


Esto no es Grecia. La mayor rebaja fiscal de la última década

Lunes, 9 febrero 2015

Nadie puede tener dudas que la rebaja de impuestos que ha entrado en vigor este 1 de enero va a repercutir en las cuentas corrientes de todos los ciudadanos.
La reforma fiscal presentada por el Gobierno y aprobada en el Parlamento por el grupo popular refuerza la cohesión social y beneficia a todos, pero sobre todo a las familias que más lo necesitan:
 La reforma fiscal beneficia a todos: ciudadanos particulares, familias, emprendedores y empresas en general.
 Mejorará el ahorro, el consumo, la competitividad, el emprendimiento y la creación de empleo en España.
 El 72% de los ciudadanos tendrán una reducción media del IRPF del 23,5%.
La reforma fiscal parte de una política económica basada en el crecimiento, el empleo y en unas bases sólidas para el futuro.
 El objetivo del Gobierno es que nunca vuelva a suceder lo que ha pasado en los últimos seis años: crecimiento negativo y paro.
Es la reforma que España necesitaba para compensar los esfuerzos realizados hasta ahora.
 Con el déficit que nos oculto y que oculto también a todos los españoles el Gobierno socialista de 30.000 millones de euros, no hemos podido permitirnos hasta ahora la reforma fiscal.
El objetivo es seguir bajando los impuestos en 2016 y eso va a suponer que 9.000 millones, que antes estaban en poder de las administraciones, pasen a estar en poder de los contribuyentes.
Por otra parte, 2015 será un año muy bueno para la economía:
 Vamos a ser el país de la UE que más crezca, crearemos un millón de empleos entre 2014 y 2015 y mejoraremos nuestro bienestar.
Nuestros esfuerzos deben dedicarse única y exclusivamente a la consolidación de la recuperación.
 Seguiremos tomando medidas que sirvan para crecer y generar empleo, que es lo que quiere la inmensa mayoría de los españoles.

Y como dijo el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy: “Somos un modelo de recuperación y hay que estar orgulloso de ello”.